Jesucristo Superestrella, la experiencia que me marcó.

¡Hola a todos!

Hace una semana fue el estreno de uno de los proyectos que más ha impactado en mi vida, sino es que el más grande de todos, el musical de Jesucristo Superestrella, en el cual, le echamos todos los kilos del mundo para que fuera un éxito, y así fue.

Es difícil hablar de esta experiencia sin tener el nudo en la garganta o lágrimas en los ojos, algunos pensarán qué exagerada, pero es totalmente cierto, marcó un antes y un después en mi vida, definitivamente no soy la misma persona que hizo el casting en Septiembre.

 

 

La verdad, al entrar, dudé de mi misma, aunque venía de haber terminado el musical de Eternamente Divas, este era mucho más reto para mí, hasta pensé en rendirme y salirme. Pero no lo hice gracias a Dios, la danza es lo que más amo y todo se acomodó para que pudiera estar, así que no había excusa.

Si quería dar mi máximo tenía que abandonar por un tiempo mis entrenamientos de correr, me dolió mucho, pero era necesario para enfocarme y no sobre entrenar mi cuerpo y sufrir alguna lesión. 

Ya me había pasado hace un año que estaba en ensayos de Eternamente Divas y al mismo tiempo entrenando para el maratón LALA en Torreón, llegó un momento que me empecé a estresar y no disfrutaba ni uno ni otro por querer cumplir con todo.

La danza significa pasión, arte, creatividad y expresión. La palabra nos recuerda el cuerpo, el movimiento y la libertad. Pero la danza también significa disciplina y respeto, las cuales se reflejan en nuestra vida diaria”

-Mattia Russo-

Mi cuerpo estaba muy agotado y no dormía nada bien, así que 3 semanas antes del maratón exploté y dije no puedo estar así, tengo que dar prioridad a una cosa y no sabía que hacer. Después de pensarlo mucho decidí renunciar al maratón, fue muy difícil que hasta lloré, para mí era como defraudarme a mi misma por no cumplir con ese reto hasta el final, pero a la vez sabía que era lo mejor para mi salud física y mental,  así que escogí el musical, el baile para mi era primero mil veces.

Por esa razón, para este musical, terminé el maratón de México en agosto y me concentré totalmente en Jesucristo Superestrella, fueron 7 meses de dedicación, de esfuerzo, de trabajar en mí misma, ensayo de canto, baile e interpretación, porque ahora todos estábamos en el mismo canal, era mayor preparación y entrega, sacar esa energía de mi interior, expresar la emoción y transmitir al público, aprendimos a contar la verdad de la historia, sentirlo sin fingir y meterte en tu papel.

Para Danzar es necesario Desnudar el Alma. No concibo la Danza con el Alma cubierta y escondida. Así como no concibo un Alma Libre sin Danza

-Lalita Devi-

Para mí los ensayos eran mi todo, no faltaba por nada del mundo, era lo más preciado, mi terapia, mi esencia. Sacrificar salidas, reuniones familiares, reuniones con amigas, cero desveladas para evitar cansancio en los ensayos y poder dar todo, en fin, meses de de mucho trabajo árduo.

Jesucristo Superestrella, mi familia

Un musical con una vibra muy bonita entre todos los compañeros de elenco, que día con día fuimos uniéndonos más hasta convertirnos en una gran familia. Admiro y aprecio mucho a cada uno de mis compañeros y maestros, les agradezco bastante por todas sus enseñanzas, por las regañadas, por la confianza, por plasmar su pasión en cada ensayo, esa chispa que nos contagiaba a todos, por motivarme a ser mejor cada ensayo, por su apoyo incondicional y todas las locuras que también caracterizaba al elenco, nuestras integraciones y convivios.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La danza es libertad

La Danza es un gran acto de entrega,  nos abandonamos al instante presente donde cuerpo, mente y emoción se funden y se ponen al servicio de la expresión mayor del Espíritu. Bailar más allá del entretenimiento, más allá de la estética, más allá de la forma y técnica, bailar desde la Libertad del Alma.

IMG_20170502_133817_705[1]
Empecé clases de baile desde los 3 años, porque no tenia arco en mi pies, el doctor le dijo a mi mamá que me metiera a ballet, gracias a eso, el baile ha sido parte de mí desde ese entonces.

Cuando bailo, me enfrento a mi verdadera pasión, al pulso vital más profundo de mi ser, a mi yo interno que desea ser expresado, el baile es la esencia de mi alma,  se convierte en medicina cuando te apoyas en el movimiento como catalizador de procesos no sólo físicos, sino emocionales, mentales, energéticos y espirituales.

Estreno de Jesucristo Superestrella

El tiempo pasó volando, cuando menos pensé, ya estábamos en ensayos generales con vestuario, maquillaje y utilería. Llegó el momento de ensayar con La Orquesta Filarmónica del Desierto, que en lo personal me sentía muy privilegiada de estar en un proyecto con ellos, un honor bailar con la música de la Orquesta, era wowwww, un sueño cumplido que ni yo me la creía. Además, con la presencia del coro Vox Amoris y del Estudio de Ópera AFA los ensayos eran de otro mundo haha, en las nubes me sentía.

 

Las funciones eran viernes y sábado y se esperaba mucha gente, ya estábamos listos, afinando últimos detalles en el teatro. El viernes por la mañana, ensayando, en un movimiento muy tonto, se me dobló el dedo del pie que hasta grite y lloré de dolor, se me puso morado y estaba súper hinchado, no podía ni caminar, parecía un esguince,  era el colmo que justo el día de la primer función me pasara.

Me tomé medicamento, inmovilicé el dedo y a bailar, me punzaba y me dolía mucho pero no podía dejar de bailar, obviamente consulté a mi fisioterapeuta y me dio algunas indicaciones para que sacara las funciones. Y no me pregunten cómo le hice hahaha porque ni yo se, con tanta adrenalina que traía pasó desapercibido gracias a Dios, me visualice con una luz rosa y blanca en mi pie y cuerpo completo, meditación previa a las funciones.

 

Antes de empezar las funciones, hacíamos una oración para encomendarnos al Universo/Dios/Ser Superior y pedir al espíritu Santo mucha luz y buena vibra para cada una de las funciones. Se sentía la energía muy fuerte, en lo personal sentía una presencia espiritual muy intensa con nosotros, se me ponía la piel chinita, escalofríos y se me salieron las lágrimas, nada es casualidad y por algo cada uno de nosotros estaba participando en este musical especial, Jesucristo Superestrella, para llevar el mensaje a todas las personas y hacer conciencia.

IMG-20180316-WA0160[1]

Las 3 funciones se llenaron hasta el tope, gente en los pasillos, y muchísimos que se quedaron afuera que no alcanzaron lugar, como entre 300 y 500 personas que hicieron fila mucho tiempo, es un gran halago el boom de Jesucristo Superestrella.

Lo que me dejó Jesucristo Superestrella

Es imposible tratar de explicar todo lo que sentía en el estreno, arriba del escenario me sentía en la gloria, en éxtasis total. Cada movimiento, cada palabra que cantaba, cada interpretación lo disfrutaba a la máxima potencia. Me sentía en otro mundo, con mucha luz y magia en el escenario, con mucha libertad, me sentía viva y más plena que nunca. Ver a toda a la gente que estaba receptiva, riendo, llorando, aplaudiendo, pero sobre todo, al final esas ovaciones de pie en todas las funciones, era ¡lo mejor del universo!

Familia Jesucristo Superestrella

Todos merecemos una ovación de pie al menos una vez en la vida

-Extraordinario-

Al final, se siente la nostalgia que todo llegó a su fin, pero con la satisfacción que lo entregamos todo, que el trabajo de meses se vio reflejado en cada función, mi corazón y mi alma se quedaron en el escenario, una experiencia inolvidable e insuperable. Jesucristo Superestrella me revivió, me sanó, sacó la mejor versión de mi, me conectó con mi yo interno, me hizo explotar mi pasión, mi energía, mi verdadero yo. Sobretodo gané no sólo amigos, sino a una gran familia que quiero tanto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Gracias infinitas a todos mis compañeros y maestros por todo, los amo por siempre.

Nunca dejes de hacer lo que más amas en la vida, explota tu pasión, haz todo lo que encienda tu alma, lo que te haga sentir pleno y feliz, lo que te lleve al éxtasis, porque al final, eso es lo que vale la pena, lo que mueve a tu corazón y te permita expresar tu verdadero yo. 

Como nos enseñó mi director César Alonso, los sueños se transforman, nunca es tarde para cumplirlos, ¡lucha por ellos siempre!

Un orgullo haber formado parte de un musical tan exitoso como Jesucristo Superestrella.

Los dejo con un video del musical, un poco de lo que se vivió en el estreno, espero les guste.

 

“Que la Danza nos Recuerde la Libertad del Alma. Que el Cuerpo nos muestre el Camino. Que el Espíritu nos Guíe”

-Lalita Devi-

¡Hasta pronto!

¡Besos a todos!

Claudia C.

 

Fuentes:

http://www.verdemente.com/index.php/lalita-devi/484-movimiento-holistico-la-danza-como-medicina

https://www.lalitadevidanza.com/single-post/2017/07/15/DANZA-Y-LIBERTAD

https://impresa.prensa.com/vivir/danza-libertad_0_4870762924.html

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s