Lazos de Amor-Brian Weiss

Hola amigos, 

Les quiero compartir un libro muy bonito e interesante, con muchos mensajes importantes, se llama Lazos de Amor del psiquiatra Brian Weiss. Ya había hablado de su primer libro, Muchas Vidas Muchos Maestros, y debido a que me quedé picadísima con ese, quise continuar con otro de su autoría.

Lazos de Amor también trata de terapias de hipnosis, en esta ocasión habla del proceso de dos pacientes, Elizabeth y Pedro, ellos no se conocían entre sí, sin embargo, sus respectivas historias y sus vidas pasadas eran muy similares. Nunca se habían visto en la vida actual. Pertenecían a países y culturas diferentes y acudían a consulta en días distintos. Después de un tiempo de tratamiento, Brian Weiss se dio cuenta que había un vínculo entre ellos, se habían amado y perdido mutuamente a través de sus vidas anteriores, es decir, eran almas gemelas.

38015827_10156276800031066_8195668723214843904_n-e1532908126557.jpg

La historia de cada uno de ellos es muy impactante, los dos habían pasado por pérdidas muy valiosas y la tristeza profunda que sentían y otros síntomas, fueron la razón por la que cada uno, decidió pedir ayuda a Weiss.

Según Weiss, la terapia de regresión es muy práctica también cuando se trata de identificar y eliminar los hábitos negativos recurrentes en un paciente, como por ejemplo la drogadicción, el alcoholismo y los problemas en las relaciones.

Similar al libro de Muchas Vidas Muchos Maestros, en las terapias surgieron mensajes llenos de sabiduría y amor, entre ellos algunos son de Maestros Ascendidos o seres de luz que se hicieron presentes y a continuación se los comparto.

Nuestros temores se basan en el pasado

Cuando Pedro está en unas de las regresiones, canaliza un mensaje de los Maestros Ascendidos, Me dicen que hay muchos dioses, porque Dios está en cada uno de nosotros

Weiss comenta que muchos de nuestros temores se basan en el pasado, y no en el futuro. A menudo, lo que más miedo nos da, son hechos que nos han ocurrido en la infancia o en una vida pasada. Como los hemos olvidado o sólo los recordamos muy vagamente, tenemos miedo de que esos hechos traumáticos tengan lugar en el futuro.

Embarazo Interrumpido

Una interrupción del embarazo o un aborto natural suele estar relacionado con el pacto que se establece entre la madre y el alma que va a entrar en el bebé. El cuerpo del bebé carecía de la salud suficiente para llevar a cabo su tarea en la vida que le esperaba, o aquel no era el momento oportuno para sus objetivos, o la situación externa había cambiado, en el caso del paciente de Weiss debido a la desaparición del padre en el momento en que los planes del bebé o de la madre necesitaban la figura paterna.

El alma no entra en el cuerpo enseguida. Aproximadamente durante la concepción, el alma reserva el cuerpo. Entonces, ninguna otra alma puede disponer de ese cuerpo. El alma que ha reservado el cuerpo de un determinado bebé puede entrar y salir de él cuando lo desee. No está confinada. Es algo parecido a estar en coma.

Durante el embarazo, el alma se va uniendo gradualmente al cuerpo del bebé,  pero la unión no es completa hasta que se acerca el nacimiento. Puede producirse un poco antes, durante el parto o nada más nacer. Un alma no puede ser nunca dañada ni tampoco se la puede matar. El alma es inmortal e indestructible. Siempre encontrará un camino de regreso si así ha sido dispuesto.

Hay casos en que la misma alma, después de un aborto, provocado o espontáneo, regresa a los mismos padres en el siguiente bebé que procrean.- Brian Weiss-

Mensajes de los Maestros Ascendidos

Si no vivimos plenamente el presente, en un abrir y cerrar de ojos la vida se noshabrá escapado. Habremos perdido sus sensaciones, su aroma, su exquisitez y su belleza, y sentiremos que

Recuerda que siempre eres amado. Siempre estás protegido. Nunca estás solo. Tú también eres un ser de luz, de sabiduría y de amor. Y nunca serás olvidado. Nunca se te ignorará. No eres tu cuerpo, no eres tu cerebro, ni siquiera eres tu mente. Eres espíritu. Lo único que debes hacer es conseguir que tu memoria vuelva a despertar, a recordar. El espíritu no tiene límites, ni los límites del cuerpo físico ni los del intelecto o la mente.

Tu tarea es la de enseñar basándote en la experiencia. Selecciona todo lo que es creencia y fe y transfórmalo en experiencia para que el aprendizaje sea completo, porque la experiencia trasciende la creencia.

El amor es la fuerza más poderosa del mundo, Crece y florece incluso en tierras heladas yen las condiciones más duras. Existe siempre y en todas partes. El amor es una flor que brota e

Los humanos siempre piensan que son los únicos seres del universo. Esto no es cierto. Hay muchos mundos y muchas dimensiones; muchas, muchas más almas que recipientes físicos. Además, el alma puede separarse en dos partes si lo desea y vivir más de una experiencia al mismo tiempo. Esto es posible, pero se requiere un nivel de crecimiento que muchos todavía no han alcanzado. Al final, veréis que sólo hay un alma, como una pirámide, y que toda experiencia se comparte simultáneamente. Pero por ahora, no es así.

Cuando mires a los ojos a otra persona, a cualquiera, y veas tu propia alma reflejada, entonces sabrás que has alcanzado otro nivel de conciencia. En este sentido la reencarnación no existe, porque todas las vidas y todas las experiencias son simultáneas. Pero, en el mundo tridimensional, la reencarnación es tan real como el tiempo, las montañas o los océanos. Es una energía como cualquier otra y su realidad depende de la energía de quien la percibe. Mientras una persona perciba los cuerpos físicos y los objetos materiales, la reencarnación será real para ella. La energía se compone de luz, amor y conocimiento.

La amistad es la única cura para el odio, la única garantía de paz. (1)
Cuando amas y no tienes miedo, eres capaz de perdonar. Puedes perdonar a los demás y también perdonarte a ti mismo. Así empiezas a ver las cosas desde la perspectiva apropiada. El sentimiento de culpabilidad y la rabia son reflejos del mismo temor. La culpa es una rabia sutil que diriges hacia dentro. Perdonando disuelves la culpa y la ira, que son sentimientos innecesarios, emociones nocivas. Perdona. Es un acto de amor.

El orgullo es un obstáculo para el perdón, una manifestación del ego, que es el yo falso y transitorio. Tú no eres tu cuerpo, ni tu cerebro, ni tu ego; el orgullo, la arrogancia, la desconfianza, el miedo, son sentimientos totalmente innecesarios. Estos aspectos del ego te alejan de la sabiduría, de la felicidad y de Dios. Has de trascender el ego y encontrar tu verdadero yo, que es permanente, la parte más profunda de ti, tu parte sabia, llena de amor, la que te proporciona confianza y te da felicidad.

Cuando sea necesario, mide el tiempo, pero hazlo en lecciones aprendidas y no en minutos, horas o díasPuede curarte en cinco minutos si alcanzas el nivel de entendimiento adecuado. O puede tardar cincuenta años.

Debes recordar el pasado y después olvidarlo. Déjalo atrás. Este proceso es útil tanto para los traumas de la infancia como para los de vidas anteriores, y también sirve para cambiar de actitud, para aclarar los malentendidos, para modificar los sistemas de creencias que se nos han inculcado y para renovar todo tipo de viejas ideas.

Dejad de preocuparos y emplead vuestra sabiduría intuitiva para sentir el amor otra vez. Meditad. Sed conscientes de que todo está entrelazado y relacionado entre sí. Concentraos en la unidad, no en las diferencias. Fijaos en vuestro yo verdadero. Contemplad a Dios.

La meditación y la visualización os ayudarán a detener el caudal de vuestros pensamientos y a empezar vuestro viaje de regreso al pasado. Así se producirá la curación. Empezaréis a utilizar vuestra nueva mente. Veréis. Comprenderéis. Vuestra sabiduría crecerá. Entonces habrá paz.

La amistad es la única cura para el odio, la única garantía de paz. (2)

Cuando te angustias, te sientes perdido dentro del ego, sin límites que te protejan. Se despierta en ti un vago recuerdo de falta de amor, una herida en tu amor propio, una pérdida de paciencia y de serenidad. Recuerda que nunca estás solo.

Ten el valor de correr riesgos. Eres inmortal. Nadie puede hacerte daño.

Dios perdona, pero también debes ser perdonado por los demás, y tienes que perdonarlos a ellos. El perdón también es una responsabilidad tuya. Debes perdonar y ser perdonado. El psicoanálisis no repara los daños. Tienes que ir más allá del entendimiento y realizar cambios, mejorar el mundo, arreglar las relaciones, perdonar a los demás y aceptar su perdón. Es sumamente importante perseguir la virtud sin descanso. Solamente hablar de ella no es suficiente. Entender con el intelecto y no aplicar un remedio tampoco es suficiente. Pero expresar el amor sí lo es.

La amistad es la única cura para el odio, la única garantía de paz. (3)

Mis pacientes, en estado de hipnosis profunda, me dicen repetidamente que la muerte no es un accidente. Cuando mueren bebés y niños pequeños, se nos brinda la oportunidad de aprender nuevas lecciones. Ellos son nuestros maestros, nos enseñan mucho sobre valores y prioridades, y, por encima de todo, sobre el amor.

Las lecciones más importantes suelen aprenderse en los momentos más difíciles..png

En el transcurso de nuestras existencias cambiamos de sexo, religión y raza con el objetivo de aprender desde todas estas perspectivas. Es como si fuéramos siempre a la escuela. Regresamos repetidas veces para aprender determinadas lecciones o cualidades como el amor, el perdón, la comprensión, la paciencia, la conciencia o la no violencia.  Debemos olvidar otros sentimientos que son producto de viejas imposiciones, como el miedo, la ira, la codicia, el odio, el orgullo o el ego. Sólo entonces obtendremos la licenciatura y abandonaremos esta escuela. Tenemos todo el tiempo del mundo para aprender y desaprender. Somos inmortales; somos infinitos; somos de la misma naturaleza que Dios.

Cada vez que experimentamos una pérdida, se avivan sentimientos reprimidos u olvidados y recuerdos de muertes pasadas. Nuestra aflicción es mayor debido al dolor acumulado de pérdidas anteriores.

Lo que importa es tender la mano con amor y ayudar al prójimo, y no los resultados. Sólo tenéis que llegar a los demás con amor, amaos los unos a los otros

No pongas fin a tu vida antes de que se extinga de forma natural. Existe una sabiduría superior que se ocupa de las consecuencias y sabe el momento en que deben ocurrir todas las cosas. El libre albedrío y el destino coexisten. No valores la curación por los resultados físicos.

El amor es como un fluido que inunda hasta el último resquicio. Llena los espacios vacíos espontáneamente. Somos nosotros, la gente, los que obstaculizamos su paso levantando falsas barreras. Y cuando el amor no puede llenar nuestro corazón y nuestra mente, cuando nos desconectamos del alma, que a su vez está compuesta de amor, nos volvemos todos locos. La ausencia de amor podía hacemos perder la cordura.

Deben de aprender a soltar la furia en lugar de agarrarse a ella, a aceptarla, reconocer su origen y dejarla marchar. Deben de sentirse libres para amar en vez de contenerse.

Dios es uno. Todo él es una vibración, una energía. Lo único que varía es la velocidad de la vibración. Por lo tanto, Dios, las personas y las rocas tienen la misma relación que el vapor, el agua y el hielo. Todo, todo lo que existe, está hecho de una sola cosa. El amor rompe las barreras y crea la unidad. Todo lo que levanta barreras y produce separaciones es ignorancia.

El tema de la separación y la pérdida es muy común en las regresiones a vidas anteriores. Todos deseamos curar nuestras heridas psíquicas. Esta necesidad de sanar hace que recordemos viejos traumas, que son los responsables de nuestro dolor y nuestros síntomas, en lugar de evocar tiempos de paz y serenidad, que no nos han dejado secuelas.

Dios está en nuestro interior

La reencarnación es un puente hacia un mayor conocimiento, la sabiduría y la comprensión. Nos recuerda lo que debemos tomar y lo que debemos desechar; por qué estamos aquí y qué instrumentos necesitamos para seguir adelante; la increíble orientación y ayuda que recibimos a lo largo del camino, y que nuestros seres queridos vuelven a nosotros para compartir nuestros logros y aliviar nuestras cargas.

37953461_10156276815581066_426864722101403648_n

Nuestro camino es interior. Este es el viaje más difícil y doloroso. Somos los responsables de nuestro propio aprendizaje. No podemos rechazar esta responsabilidad y echarla sobre las espaldas de otro, de algún gurú. El reino de Dios está dentro de nosotros.

Y este post lo cierro con esta frase que me ha encantado:

El amor, cuando fluye libremente, vence todos los obstáculos

 

Besos!

Claudia C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s