El amor disipa el miedo

Esta es otra parte del libro “Lazos de Amor”, quise separarla del post anterior porque creo que es un tema muy importante y yo quedé tan fascinada que no podía dejar de compartirlo. Todos nos hemos enamorado al menos una vez en la vida y a veces no entendemos de dónde viene o por qué ocurre esa atracción o energía tan fuerte que hay entre esa persona y tú, dudamos de lo que sentimos y en ocasiones mejor lo dejamos pasar porque nos asusta y nos llena de miedo esa intensidad que es desconocida y nos sacude el mundo.

Pero no nos ponemos a pensar que realmente tiene mucho que ver y que por algo esa persona se cruza en nuestro camino, porque es el destino encontrarnos y estar juntos. En vez de dejar pasar la oportunidad, no dejamos que todo camine, no fluimos con esa energía que se hace presente.

book-close-up-heart-159526

De esto trata esta entrada, del encuentro de almas gemelas.

Aquí les dejo un poco…

Almas Gemelas

No siempre nos uniremos al alma gemela más vinculada a nuestro ser. Tal vez haya más de una para cada persona, puesto que las familias de almas viajan juntas. Es posible que decidamos casarnos con un alma gemela menos ligada a nosotros que otra, alguna que tenga algo específico que enseñamos o algo que aprender de nosotros. Podemos reconocer un alma gemela a una edad avanzada, cuando ya hemos adquirido compromisos familiares.

También puede ocurrir que nuestro padre, nuestra madre, un hijo o un pariente cercano encarnen al alma gemela con quien más estrechamente estamos unidos. O quizá nuestra relación más fuerte sea con un alma gemela que no se ha encarnado en el transcurso de nuestra vida y que está velando por nosotros desde el otro lado, como un ángel de la guarda.

Ya está programado quiénes serán las personas más importantes que conoceremos, cuáles los reencuentros con almas gemelas y compañeros del alma, incluso los lugares en los que suced

A veces nuestra alma gemela está deseosa de encontrarnos y disponible. Es posible que él o ella se percate de la pasión y la atracción que existe entre ambos, de los lazos íntimos y sutiles que indican que nos hemos relacionado en diferentes vidas pasadas. Sin embargo, esto puede resultarnos perjudicial. Depende de la evolución del alma.
Si una de las dos almas está menos desarrollada y es más ignorante que la otra, la violencia, la codicia, los celos, el odio y el miedo pueden enturbiar la relación.

El amor disipa el miedo.

Tales sentimientos son nocivos hasta para el alma más evolucionada, aunque se trate de un alma gemela. Es habitual que fantaseemos con ideas como: “yo puedo cambiarle” o “puedo ayudarle a crecer”.
Si la otra persona no deja que la ayudemos, si ha decidido que no quiere aprender ni evolucionar, la relación está condenada al fracaso. Tal vez surja otra oportunidad en otra vida; a no ser que la persona en cuestión tome conciencia más adelante. A veces se producen estos despertares tardíos.

_Like a welcome summer rain,humor may suddenlycleanse and cool the earth,the air and you._

En algunos casos las almas gemelas deciden no casarse mientras están encarnadas. Se las componen para encontrarse, permanecen juntas hasta que cumplen el pacto acordado y después siguen su camino.
Sus intereses y los planes que tienen para el resto de su vida son diferentes, y no quieren ni necesitan pasar una vida entera juntas. Esto no es una tragedia, sino una simple cuestión de aprendizaje: tienen por delante una vida eterna juntas, pero a veces es posible que necesiten tomar unas clases por separado.

La persona reconoce la atracción. No hay duda de que la atracción existe, pero su origen no se comprende: creer que esta pasión, este reconocimiento y esta atracción volverá a producirse con otra persona es engañarse.
No nos topamos con almas gemelas de este tipo todos los días, quizá sólo con una o dos más en toda una vida. La gracia divina puede recompensar a un buen corazón, a un alma llena de amor.

Encontrar a nuestras almas gemelas no debe convertirse en motivo de preocupación. Tales encuentros están a merced del destino y, sin lugar a dudas, se producen. Después del encuentro, prevalece el libre albedrío de ambas personas. Las decisiones que se toman y las que se descartan quedan en manos de su voluntad, de su propia elección. El alma más “adormecida” tomará decisiones basándose en la mente y en todos sus miedos y prejuicios.

Cuando nuestra intuición, nuestros sentimientos más viscerales y nuestro espíritu saben algo más allá decualquier duda, no debemos permitir que las razones de los demás, construida

Cuando tengamos que tomar una decisión importante, escuchemos a nuestro corazón, a nuestra sabiduría interior, especialmente cuando hayamos de tomar una decisión sobre un regalo del destino como es un alma gemela. El destino depositará su obsequio directamente a nuestros pies, pero lo que decidamos hacer a partir de entonces con él es algo que depende de nosotros. Si confiamos únicamente en lo que nos digan los demás, es probable que cometamos errores muy graves.

Nuestro corazón sabe lo que necesitamos. Los demás tienen otros intereses.

31960407_376939876137729_8069999410357993472_n (1)

El amor disipa la ira. Ésta es la parte espiritual. El Valium no consigue lo mismo. El Prozac tampoco y el amor sana la aflicción. -Weiss-

Así que ábranse al amor sin miedo y denle una oportunidad.

 

Besos a todos!

Clau

 

5 thoughts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s