Maratón de la CDMX 2017 ¡Mi victoria!

La espera terminó, el día de convertirme en triple maratonista, por fin llegó a mí.

The-Hills[1]

El gran día

El domingo me desperté muy ansiosa, un poco nerviosa, me puse a leer todos los mensajes que me habían mandado, para llenarme de toda la buena vibra. Mi mamá y mi hermano se despidieron de mí desde el viernes, entonces mantenía en mi mente cada una de sus palabras y abrazos fuertes de ellos, sabía que estaban de corazón conmigo.

Snapchat-1176276313[1]
Mi mamá despidiéndome 🙂

Después de tomarme mis vitaminas y suplementos, me empezaron a dar muchas náuseas, cosa que jamás en la vida me había pasado en una carrera. Traté de tranquilizarme y pensar “todo está bien, no pasa nada, tu puedes” pero mi estómago seguía revuelto. Acto seguido, devolví el estómago.

Me arreglé y junto con mi hermana, bajé a desayunar un pan con nutella, muy apenas me lo comí por el nervio que traía.

Esta vez cargaba con dos cangureras, una traía los geles, papel de baño, mi identificación y dinero, en la otra una bolsa con almendras, una granola y unas Panditas. Siempre usaba sólo los geles pero ahora agregué lo demás, porque es importante ingerir sólidos también para la energía.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mi papá y mi hermana me encaminaron con mis compañeros del club que quedamos de vernos a las 6:10 am, mi papá me da la bendición y me despido de ellos con un abrazote, yo ya llorando jajaja y me voy con mis compañeros caminando rumbo al Zócalo.

Caminamos como un 1 km más o menos para llegar y mientras hacíamos tiempo, según nosotros, aprovechamos para tomarnos fotos porque se veía hermoso todo con las luces prendidas.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Le corrimos al bloque porque ya estaban a punto de comenzar y ya estando formados y listos, me puse a rezar y encomendarme a Dios.

Se escucha el Himno Nacional y me puse chinita, después el disparo!

Empieza lo bueno, a correr, tratando de bajar la velocidad para no gastar la energía, mis compañeros se adelantan y yo me quedo sola, sin partner de maratón esta vez. Yo creo que eso fue parte de mi reto, hacer el recorrido sin acompañante que me hiciera más ligero el camino y jalarnos mutuamente. Siempre había corrido con alguien, pero ahora era sólo yo, conmigo misma y mis pensamientos.

Sabía que mi porra VIP (mi papá y mi hermana) estaría en la calle Juárez, despuesito del km 1, así que me fui del lado izquierdo para verlos. Cuando los veo de lejos alzo la mano y mi hermana me grita “ahí viene Clau, Cayitas, Cayitas, te queremos Cayitas!!” y empieza la chilladera con el nudo en la garganta.

 

Iba muy concentrada en mi energía, escuchando mi música y atenta a las porras de la gente, aún con poco de nervio y según yo con ganas de ir al baño, pero pensaba “tranquila Claudia, todo está bien, disfruta” y así fue. Iba disfrutando cada paso que daba.

En los kms 3 y 7 más o menos estaba la porra de mis compañeras del Club, me gritaron mucho “vamos Claudia”, no esperaba verlas ahí, así que otra vez me emocioné mucho y seguí corriendo.

Yo sabía que en el Ángel de la Independencia (km 10 más o menos) vería a mi papa y mi sis otra vez, me cargué a la izquierda para estar lista y los empecé a buscar, y en la curva estaban parados, alcé la mano y me empezó a gritar mi hermana “Eso fregona!! Te queremos!!” y mi papá “ánimo, échale ganas!!” me dieron todo el punch, cuando me volteo para seguir se me hizo el nudo en la garganta y empiezo a llorar, si otra vez jaja, es imposible no hacerlo!!

 

IMG-20170827-WA0020[1]
Que alguien me explique la mano de ese señorrr jajaja haciendo photobomb

Todo estaba bien, traía muy buen ritmo promedio, dentro de lo planeado, me sentía muy bien. Pero hubo un momento en el que algo me empezó a molestar, mi rodilla derecha, no era dolor ni me impedía correr pero era extraño, traté de no darle importancia. Al seguir el paso noté que eran las dos ahora y mi tobillo como un piquete, me estresé y me desesperé. Me paré un segundo y las empecé a masajear con mis manos “vamos rodillas somos un equipo, son fuertes, las amo” y pensé “Dame mucha fuerza Señor” Me levanté y seguí corriendo.

Decidí bajar el ritmo un poco en esa subida, para que disminuyera la molestia, prefería estar bien.  Ese tramo, como del 11 al 15 se me hizo lento y dude de mí misma, a punto de rendirme y salirme. Pensé “en qué momento se me ocurrió correr el maratón” algo me estaba traicionando.

“Tu competencia siempre eres tú mismo y tus pensamientos.” -Don Fink

Me desesperé mucho y empecé a llorar. Eso era parte del reto, lidiar conmigo misma. Agarré fuerza y le seguí.

Al entrar a Chapultepec me sentí mejor, ya estaba avanzando, y ya me sentía 100% bien, sin dolor. Mi sorpresa fue que el km 22 reconocí a mi tía que estaba de porra, le grité “Tía Lety” volteó, me reconoció y me empezó a gritar echándome porras, “Claudia vamos, tú puedes!!” En ese momento me inyecté de energía cañón, necesitaba ver a alguien conocido para que me empujara. Cuando damos vuelta y llegamos al 24k otra vez mi tía me gritó y volví a llorar, ya llevaba más de la mitad, y estaba dentro del tiempo, iba muy bien, así que a darle.

IMG-20170827-WA0025[1]
Km 22 Chapultepec

Poco antes del km 30, a lo lejos vi a mi hermana y me grita “Clau!!” nombre para mi fue lo mejor, en ese punto era lo más necesario del mundo, no sabía de ellos y anhelaba demasiado verlos, me acerco a mi hermana y nos tomamos foto, me doy vuelta y estaba mi papá y mi sis de nuevo “échale más ganas, ánimo” me grita mi papá!

IMG-20170827-WA0029[1]
KM 30 mi cara de felicidad!!
IMG-20170827-WA0118[1]

 

Ya ahora sí viene lo más fuerte, pensé, correr los siguientes 12 kms con la mente. Ya había pasado los 30, en un tiempo de 4 horas más o menos, para mí eso era muy buen tiempo, según mis cálculos si terminaba fácil a las 5:30 horas máximo 6.

Cuando llegué al 31, poquito antes de entrar a la Condesa, me encontré con una persona caída del cielo, de verdad, se pone a lado mío me echa porras y me dice “tu hermana nos puso que si te veíamos te echáramos porras” (lo puso en twitter y yo no sabía) y yo en shock literal, le di las gracias, “Vamos Claudia” y siguió su paso, yo me quede con el nudo en la garganta, y me solté a llorar.

No cabe duda que Dios  me mandaba angelotes para darme fuerzas, como se lo pedí. Ahora sé que ese ángel se llama Alex, gracias en verdad por esas palabras y ese empujón!! Me ayudaron enormemente a seguir mi paso y no rendirme lo poco que quedaba!!

Ya a partir del 34, mi espalda baja me molestaba muchísimo, me paré varias veces para agacharme y descansar.

A esas alturas ya no soportaba la música, me quité los audífonos varias veces para escuchar las porras. No me entraban ya las almendras, muy a fuerza me las comía. Eso sí, agarraba mucha agua, electrolitos, coca, naranjas que daba la gente. Todo eso me ayudó bastante. Y ver a todos gritándome por mi nombre “ánimo Clau, tú puedes, ya falta poquito” era wowww.

09c08fc3e87cabf5892220be6b9f97f7--rocky-balboa-quotes-quotes-español

En el piso había carteles pegados “sonríe” “tú puedes” “Ya casi llegas” “ánimo” por decir algunos. Veía carteles que decían “No te conozco pero te admiro” “No te conozco pero estoy orgullosa de ti”, me llegaban un chorro y me dieron otro punch. Los kms se hacían eternos, ya ni veía el tiempo ni el ritmo que llevaba, lo que quería era llegar.

Cuando llegué al 38 tenía una llamada perdida de mi hermana y le marqué. Le dije que iba a la mitad del 38 y me dice “ándale ya casi llegas, estamos en el 41 esperándote, de aquí me voy contigo a la meta” era todo lo que necesitaba escuchar, su voz, me solté a chillar y apretar el paso.

Todo el km 40 lo caminé, me valió, ya no escuchaba mi música, iba mentando madres, gritando que dónde estaba el $%&/# km 41, todo de subida, del terror! Cuando por fin llegué al 41, me paré, y una señora me gritó ” no te pares Claudia” y le digo casi llorando “ya no puedo, ya me cansé”, y me dice “ándale dale ya llegaste” otro angelote que me empujaba.

En eso veo CU y se me puso la piel chinita y con las lágrimas en los ojos le seguí, ya quería ver a mi familia, los vi a lo lejos, me acerqué, le di a mi papa una cangurera que ya no la soportaba, y mi sis a partir de ahí se fue conmigo. Me jaló todo ese km que faltaba, el más difícil, ya ahora sí iba corriendo con el corazón.

Me dice mi hermana “nos vamos más despacio? ” y yo “no yaaa quiero llegarrr”.

Pasamos el túnel de la gloria, y llego a la pista, con el letrero gigante 42K, ya estaba a 195 metros de la meta, se veía a lo lejos, y mi corazón a punto de explotar, ya ansiaba llegar!!

Avanzo y empiezan a caer unas gotas de lluvia, fue una sensación extraordinaria, definitivamente Dios no me esperaba en la meta, Él corría conmigo de principio a fin!!

Aprieto el paso, avanzo más rápido, y ahí estaba en frente de mí la GRAN META!!

Mi hermana le corre a la meta para esperarme y tomarme foto, calculo un buen ángulo, doy gracias a Dios, y por fín llegoooo!!!!!!

 

IMG_20170827_174849_665[1]

Sentí la gloria y el éxito total!! Mi momento llegó, finalmente me convertí en TRIPLE MARATONISTA!! Esta foto expresa todas las emociones al mil que sentí, fue dificil pero lo logré! Todo valió la pena!!

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En eso nos percatamos que alguien más venía atrás de mí…

El guapísimo de Alex Sirvent!!!

Lo saludamos, le di un abrazo,  nos felicitamos mutuamente y también hubo foto del recuerdo!! Lo mejor del día!! Cierre con broche de oro!

IMG-20170827-WA0089[1]

Y así fue,  “lo importante de llegar a la meta es lo que aprendes en el camino“, aprendí más de mí misma en este maratón, a tener mucha fuerza mental, luchar contra mis propios pensamientos  y emociones, y sobretodo correr con todo el corazón. Sin duda las porras y el apoyo moral de mi familia fue fundamental, sin ellos presentes hubiera sido mucho más difícil.

Gracias totales papá y hermana por haber ido, acompañarme y habérsela rifado como porra para estar en varios puntos de la ruta apoyándome e inyectándome de energía al mil!! Los amooo muchoo!!

Mi tiempo oficial fue de 6:10, mejoré 24 minutos!!

Con mucho orgullo, mi tiempo, mi esfuerzo, mi reto, mi maratón, mi medalla!!

Nunca duden de ustedes y de todo lo que pueden lograr si se lo proponen!

IMG-20170831-WA0008[1]

Nos vemos pronto!

Besos,

La Triple Maratonista!!

8 thoughts

  1. ¡ Lo lograste 👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼 Mi niña , muchas felicidades por tu gran esfuerzo, físico y mental , Toda esta experiencia vivida y aprendida te servirá en algún momento de tu vida y la aplicaras para salir adelante y lograr lo que te propongas en tu vida , éxito y suerte , Dios te bendiga siempre , te quiero mi niña 😘

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s